Preguntas Frecuentes
  Regreso a las preguntas
¿Cómo se cuida la lana?
   

La lana tiene un mantenimiento sencillo. Aunque lavar a mano alarga la vida de los productos, tanto las telas de lana como nuestros colchones y camas de viaje rellenos de lana son lavables a máquina. Recomendamos utilizar un programa para lana o tejidos delicados, en frío y con un centrifugado muy suave. Es aconsejable usar detergentes orgánicos y específicos para lana.

 

Los colchones y camas de viaje tienen que secar al aire y en posición horizontal. Por eso recomendamos secar sólo en días de bastante sol y poca humedad ambiental.

 

La lana que utilizamos para el relleno en toda nuestra línea de descanso está lavada, cardada y presentada en mantos de napa, por lo que es muy mullida y se distribuye uniformemente de forma natural, evitando así los tradicionales apelmazamientos de los antiguos colchones de lana. A pesar de ello, al tratarse de una fibra natural es recomendable airear los colchones periódicamente, para que mantengan su volumen y continúen mullidos.